Qué es la educación financiera y por qué es tan importante para los emprendedores

Thumbnail blog image
09/12/2022 | Paygol

La educación financiera juega un rol importante para cualquier persona, pero mucho más para un emprendedor, no saber esto puede ser mortal para cualquier intento de echar alas para conseguir independencia económica.

¿Qué es la educación financiera?

Supongamos que abres un comercio electrónico donde se venden neumáticos a buen precio, y a mitad de año tu proveedor te dice que el precio aumentó, y ahora debes cobrar más caro. ¿Tomaste en cuenta la guerra ruso-ucraniana, que está afectando los precios del petróleo, y que a su vez causa inflación porque la materia prima para crear los neumáticos es el petróleo?

Lo sabemos, es un ejemplo algo rebuscado, pero sirve para entender algo: en materia financiera la ignorancia cuesta dinero.

Como su nombre lo indica, la educación financiera es una disciplina mediante la cual se enseñan conocimientos financieros, es decir, cómo funciona el dinero.

Conceptos clave de la educación financiera

No puedes esperar conocer sobre economía y educación financiera sin estar familiarizado con los conceptos claves. Estos son algunos términos que debes conocer:

Educación financiera

Lo sabemos, es una redundancia imperdonable de nuestra parte, pero si se nos permite ser extremistas con los ejemplos: no puedes superar una adicción sin antes admitir que tienes un problema. 

Debes entender que la educación financiera es la disciplina que te abrirá las puertas a nuevas oportunidades a partir del desarrollo de habilidades.

Finanzas personales

Las finanzas personales tiene mucho que ver con el concepto anterior, esto se refiere al manejo concreto de los bienes materiales que poseas: ingresos, gastos, fondos de ahorro, fondos de inversión, créditos, seguros, entre otros.

Dinero

Lo sabemos, es muy obvio, ¿cierto? Pero debes entender que el dinero es una herramienta, es lo que hace que consigas bienes y servicios, es decir es un instrumento de cambio.

Lo sabemos, sigue siendo obvio, pero nuestro propósito es que no cometas el error que hacen todos: poner ese pedazo de papel en un pedestal. Si entiendes qué es y cómo funciona el dinero, podrás entender mejor los demás conceptos.

Ahorro

El ahorro es la cantidad monetaria definida y planeada que resguarda una persona de sus ingresos, y la razón para hacer esto puede ser variada, ya sea para prever imprevistos o realizar una inversión a futuro.

Inversión

La inversión es el acto de renunciar al gasto de una parte de tu dinero, puede ser visto como parte del ahorro (después de todo, muchos necesitan ahorrar dinero para invertir en algo).

Crédito

Es un financiamiento que obtiene una persona cuando pide un préstamo de dinero que está obligado a pagar en un tiempo establecido, bajo las condiciones pactadas con la parte prestamista.

Impuestos

Esta es una regla inamovible y casi tan celestial como el sacramento: debes pagar impuestos. 

Parte importante de la educación financiera es saber que los impuestos son inamovibles de tu agenda, pero que puedes aminorar daños tanto como se puede si sabes cómo hacerlo y sin caer en la ilegalidad.

Inflación

Hay un montón de conceptos que podríamos poner acá porque influyen directamente sobre el ahorrador e inversor, pero la inflación es como la astilla que se mete a tus dedos y se infecta si no sabes tratarla.

¿Cómo afecta la inflación a tus planes de independencia financiera y cómo puedes protegerte e incluso sacarle provecho? Todo esto y más lo aprendes con la educación financiera.

Ingresos y gastos

Gastos e ingresos, dos conceptos que cimentan tu educación financiera, concordantes con el ahorro y la inversión.

¿Cuáles son las ventajas de entender estos dos conceptos? Tener la base de una vida tranquila financieramente hablando, lo contrario sería no tener ningún tipo de control y gastar sin tener en cuenta el ahorro.

Todos hemos pasado por esa horrible sensación: no tener ni un céntimo partido por la mitad a final de mes, pero cuando haces un estudio de tus entradas, te das cuenta que hay muchos gastos superfluos dentro de los necesarios.

No queremos decirte cómo manejar tu dinero, pero resulta claro que un nivel de vida bien planeado te da muchas más posibilidades a la larga de seguir con esos gastos superfluos.

¿Cómo controlar ingresos y gastos? 

Ingresos: es el dinero que recibimos cuando hacemos actividades económicas, ya sea por ofrecer nuestros servicios o a través de un negocio. Pueden existir fijos como el sueldo o variables como horas extras, comisiones, etc.

Gastos fijos: son aquellos que no puedes dejar de cubrir y que son esenciales: el arriendo, los servicios públicos, entre otros.

Gastos Variables: incluye todos los costos que pueden cambiar, los costos con los que no se sabe qué hacer y los costos que pueden cambiar de vez en cuando.

Gastos hormiga: son pequeños gastos que, si los sumas, te sorprenden por lo elevado que resultan a largo plazo. Usualmente estas son una oportunidad para ahorrar. 

La importancia de tener educación financiera

John es muy inteligente, quiere ser médico cuando sea grande, le va muy bien en el colegio y sus padres y profesores esperan mucho de él, al igual que él. Luis es un estudiante promedio con pocas expectativas, solo le interesa jugar fútbol, pero tiene un empleo repartiendo diarios y eso lo acerca al concepto de ahorro.

Tanto John como Luis crecen entendiendo bien los fundamentos del ahorro y la inversión, de hecho John terminó estudiando economía, pero Luis, sin estudiar una carrera relacionada formal, profundiza más en el tema.

John es feliz siendo asesor político, pero Luis, sin tener muchas aspiraciones, entendió desde temprano el valor de saber ahorrar e invertir desde muy joven, que el peor error es estar fuera de la bolsa de valores, que aunque peligroso para los ignotos, es la olla de oro que espera del otro lado del arcoíris para los que tiene educación financiera.

Pero sobre todo, que puede retirarse a los 35 años y vivir de todo lo que ha ahorrado y sus inversiones.

Ahora bien, aunque John es digno de admiración, Luis es una persona promedio que decidió educarse financieramente, no para ser un erudito en la teoría, como John, sino ser práctico y sacarle provecho a ese conocimiento.

Y la moraleja acá es que cualquiera puede hacerlo, no necesitas ser un genio para aprender un par de cosas que harán que puedas estar del otro lado, del lado de los que sí ganan dinero en la bolsa, o con un plan de ahorros bien establecido.

Beneficios de tener educación financiera para un emprendedor

La educación financiera para principiantes es crucial para empezar a entender cómo emprender, la única manera de derrumbar las barreras y hacer que tu comercio electrónico funcione es entender las fuerzas que mueven al mercado.

En más ocasiones de las que debería, el comercio electrónico se enfrenta a una barrera que viene dada por la misma ignorancia del propietario en materia financiera.

Las principales barreras que enfrentan las empresas online, al menos las más pequeñas, están relacionadas con la ausencia de productos diseñados teniendo en cuenta las necesidades de los clientes.

Esto quiere decir que entender a tu público objetivo no es solo un paso lógico en el marketing, es la diferencia entre el éxito y el fracaso de tu negocio, y debe estar dentro de tu vocabulario financiero.

Para un emprendedor, saber cómo funciona una pasarela de pago es determinante para ofrecer un mejor embudo de ventas y brindar  excelentes soluciones de pago.

Debido a esto, es necesario que se tenga conciencia de las finanzas personales y la del negocio, pero también acudir a un asesor cuando se necesite.

Al ser más consciente de las necesidades financieras también lo eres de tus riesgos financieros.

¿Sabes cómo funciona una pasarela de pagos? Entérate de qué es lo que hace que esta poderosa herramienta de cobro sea la mano derecha del emprendedor. Añádelo a tus conocimientos financieros.

Ahora que sabes que la educación financiera es tan importante para tu emprendimiento, qué esperas para comenzar tu comercio electrónico.

Te recomendamos algunos libros 

Estos son algunos títulos con los que podrías comenzar a cambiar de mentalidad y darle un vuelco de 360 grados a tu vida financiera:

  • Padre rico, padre pobre. Robert Kiyosaki.
  • El hombre más rico de Babilonia. George Samuel Clason.
  • Ten peor coche que tu vecino. Luis Pita.
  • El código del dinero. Raimon Samso.
  • El millonario de la puerta de al lado. Thomas J. Stanley y Sarah Stanley Fallaw.